Foulards a todas horas

Creo que ya es momento de presentarte algunos de mis foulards. Empieza a hacer fresco y es muy agradable sentir el calorcito en el cuello. Los hay suavecitos y gorditos, bien amorosos o más finitos, si eres de las personas que se agobian con un género que abulte un poco más.

 

Combínalos con tu ropa. ¡Prueba y verás…! Cambiando la camisa o el jersey y con un foulard distinto, lucirás un look totalmente diferente. Sin un gasto excesivo, usando un lápiz de labios más llamativo, si te vas a poner un pañuelo en colores vivos, también puedes lograr un efecto diferente.

Tengo a tu disposición muchos modelos y colores. Intentaré ir subiéndolos poco a poco para que puedas ir viendo novedades. ¡A ver si consigo que esta época del año sea un poquito menos  fría para ti! ¡Y más colorida!

Puede ser muy divertido emparejar foulards con bolsos o con tus botas. Los tonos de otoño son muy fáciles de combinar con los marrones y el negro de esos complementos. Si te apetece algún foulard más llamativo ¡adelante! puede quedar genial el golpe de color en el cuello. ¡Tú decides! Yo solo te muestro modelos y tendencias pero, la última palabra, la tienes tú.

Da igual si eres urbanita o no, cada situación se merece su foulard. ¡Juega con ellos! Puede captar mucho la atención un pañuelo bien elegido y combinado. ¿Quieres flores?, ¡pues flores!. ¿Quieres dibujos geométricos?, ¡entonces, diseños de ese estilo! ¿Quieres tréboles de cuatro hojas por eso de la suerte?, ¡a por ellos! ¿Te apetece más el estampado animal print en todas sus posible versiones?, ¡a probar cuál te puede sentar mejor!

Elige también la textura que  más te apetezca. Desde el algodón, a la mezcla de hilos, dando como resultado unos pañuelos super suaves.

¡Ah! y también, ten en cuenta el tamaño.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *